Honesta : Casi hermanas.

Honesta.

Casi hermanas.

Casi unidas por la sangre.

Casi unidas por el destino.

Casi unidas por los secretos.

Perdidas por los problemas.

 

Porque tú tienes tus problemas.

Porque tú tienes tus preocupaciones.

Muy diferentes a las que yo vivo.

Eso nos separara siempre.

 

Porque yo tengo mis problemas.

Porque yo tengo mis preocupaciones.

Muy diferentes a las que tú vives.

Eso nos separa para siempre.

 

No sabemos cómo encontrarnos.

No sabemos cómo relacionarnos.

Tenemos miedo de lastimarnos.

Así que nos ignoramos.

 

Y nos preguntamos.

Si en ese proceso.

Lastimamos a la otra.

Se que tienes otros amigos.

Que te entienden más que yo.

Y lo entiendo.

Y me alegro.

Porque quiero que estés bien.

Porque eres casi mi hermana.

Si disfrutaron el poema por favor comenten y denle like.

Síganme en Twitter : @florsaezescribe .

Anuncios

Honesta:Casi amores.

Honesta.

Casi amores.

No fuimos nada.

Pudimos serlo todo.

Es curioso.

Como el destino nos separa.

Y nos une cuando quiere.

 

Me pregunto si piensas en mí.

Pero se la respuesta.

Tus ojos ven otras mujeres.

Tus labios murmuran otros nombres.

 

Yo soy tu pasado.

Algo que no quieres recordar.

Algo que no quieres nombrar.

No llego a persona.

Soy una sombra.

 

Pero está bien.

Yo tampoco quiero verte.

Yo tampoco quiero pensarte.

Quiero que seas una sombra.

A la cual olvidare.

Para siempre.

Si disfrutaron el poema por favor comenten y denle like.

Mi twitter es : @florsaezescribe .

Writing about you: Capítulo nueve.

 

Valeria Pérez no podía creer lo protector que era Peter, luego de que él la dejara en la puerta de su departamento, el chico espero media hora para llamarla por teléfono.

—¿Estas segura que estas bien?—Pregunto él del otro lado de la línea.

—Sí, Peter, no te preocupes, no dejare que Julián me arruine la noche—Aseguró ella, mientras caminaba por su oficina.

—Hay algo que quería decirte, pero soy muy cobarde para decírtelo cara a cara—Admitió el muchacho, haciendo que el corazón de la chica se acelerara.

—¿Q-Que cosa?

Entonces el timbre del apartamento sonó con fuerza, haciendo que la chica saltara en el lugar.

—Tranquila, yo espero—Dijo Peter, Valeria podía imaginar la sonrisa con la que hablaba.

La castaña salió de la oficina con el celular en la mano, y camino hasta la puerta para sacar el seguro y abrirla. Encontrandose con el rostro moreno de Julián.

—¿Julián? ¿Qué haces aquí?— Dijo ella olvidando que la llamada con Peter seguía en pie.

—Solo quería hablar contigo, sin el rubio ese metiéndose—Expreso el chico, con una sonrisa que ella antes habría encontrado encantadora, pero ahora solo la ponía incomoda.

Sin responder, Valeria puso el celular en su oído, iba a decirle a Peter que le hablaría después…pero él ya había cortado la llamada. Aún más nerviosa ella colgó la llamada también, y le hizo lugar a Julián para que pasara.

Una vez dentro, él entro como si recordara perfectamente el departamento y se sentó en uno de los sillones de la sala, ella vio todo con una ceja levantada pero se sentó enfrente de él.

—¿De qué quieres hablarme?—Preguntó la castaña.

—Sé que no terminamos en los mejores términos, pero quiero decirte que me arrepiento, quiero disculparme y empezar de nuevo. Sé que hay una conexión entre nosotros, ¿Tú no la sientes?

—Julián, no terminamos en buenos términos porque no había empezado nada, salimos un par de veces, nos dimos un beso pero eso es todo. Admito que en su momento me dolió que te desaparecieras de la nada, pero ya lo supere, y espero que tú también lo hagas.

—Es por ese rubio, ¿Verdad?

—Ese rubio se llama Peter, y es más caballero que tú—Valeria sabía que era un golpe bajo, pero creía tener derecho a hacerlo.

—Así que por eso pasaste de intentar hablar conmigo a ignorarme.

—Se dieron vuelta los papeles, Julián, yo ya no te buscare nunca más. Porque ahora lo quiero a él—Julián asintió, sus ojos perdidos, parecía estar asimilando la información, pero luego de unos segundos se volvió a mirarla a ella.

—Solo piénsalo ¿sí?, no quiero que nos quedemos pensando en cómo podría haber sido nuestra relación—Valeria estaba por refutar las palabras de él, pero este  la detuvo con un gesto de su mano—Solo piensa en nosotros.

—Creo que deberías irte, estás perdiendo tu tiempo—Dijo Valeria, para luego levantarse y caminar hasta la puerta, él la siguió, pero cuando ella abrió la puerta el muchacho se inclinó y beso su mejilla. La muchacha no pudo evitar sonrojarse, y él sonrió al ver su reacción.

Cuando Julián salió, ella cerró la puerta de un portazo. Maldiciendo sus reacciones y su corazón.

Desbloqueo su celular, y abrió su chat con Peter. Él le había enviado un mensaje.

Peter:

Perdona, no quería escuchar la voz de ese tipo.

Valeria:

No deberías sentirte amenazado por él, no es nadie importante.

Peter:

Sé que paso algo entre ustedes. Cualquiera se sentiría un poco celoso.

Valeria:

El tema es que no sucedió nada, Peter, Julián  fue una casi relación. Si es que eso existe.

Peter no respondió, ella se dejó caer en el sillón y cerro sus ojos. El recuerdo de Julián Oro consumió su mente.

—Eres muy linda, ¿Lo sabes?—Pregunto él, acercándose a ella hasta que sus narices se rozaron.

Julián Oro la había acompañado hasta la puerta de su casa, luego de una cita que parecía soñada, el moreno escuchaba todo lo que ella decía, no le importaba si hablaba mucho, pago la comida, y le compro un helado a la vuelta.

—Gracias—Respondió ella, pero a penas termino de hablar él elimino el espacio entre ambos con un beso.

Un beso que dejo a Valeria flotando todo el tiempo que estuvo en el ascensor llegando a su piso. Fue un beso tierno, casto, lleno de inocencia.

Pero entonces Julián Oro dejo de hablarle.

No respondía sus mensajes.

Y finalmente desapareció de su vida.

“Julián nunca fue ni será mi novio, no quiero que lo sea, quiero a Peter.” Pensó la chica para luego levantarse del sillón e ir a la cocina para prepararse algo para comer.

Si disfrutaste el capítulo por favor comenta y dale like.

Mi Twitter es : @Florsaezescribe .

Profesores con los que me lleve mal.

Son las 3 de la mañana, necesito dormir, así que gaste mi mente escribiendo esto.

Profesores con los que me lleve mal y bien.

Tratare de ser lo más cuidadosa posible. Básicamente estaba nadando por internet, y me encontré con un  video donde discutían sobre si había profesores que no saben enseñar o alumnos que no saben aprender . Y esto despertó un montón de pensamientos en mi cabeza.

No voy a mentir, solo me lleve bien con una profesora en toda mi vida escolar. Pero eso no significa que mis otros profesores hayan sido malos en su profesión. No creo que la culpa este en el profesor, tampoco en el alumno.

Creo que hay malas relaciones entre alumnos y profesores.

Con la mayoría de mis profesores me llevaba…muy mal, pero había una con la que directamente había truenos cuando nos encontrábamos, y otra profesora que me ayudó mucho, la  única que creyó en mí.

Pero antes tengo que describirme a mí misma como alumna, no fui un ángel, no era la alumna ejemplar. Solo estudiaba las materias que me interesaban, inglés y literatura. Las demás materias las desaprobaba con 5 o 1 ¿Por qué? No quiero auto diagnosticarme, solo diré que  tenía ideas negativas en mi cabeza constantemente, quería llorar en las clases por cómo me trataban mis compañeros. Así que cuando llegaba a casa mi escape era el inglés, escribir y leer. Matemáticas, física, biología o historia no te ayudan a escapar de las mierdas de tú mente, al menos a mí no. Quería escapar de la realidad. Ni siquiera intentaba estudiarlas, no participaba en clase, incluso hacia dibujos en las pruebas y las entregaba sin responder una pregunta.

Había una profesora en particular, que siempre me llamaba en los exámenes orales, y yo decía con honestidad, no estudie. Nunca estudiaba para los orales, y los escritos tampoco, así que creo que ella perdió la esperanza en mí, y paso a tener mano dura. Porque cuando llego diciembre, y yo quería aprobar y realmente estudiaba ,era súper exigente. Todo tenía que estar perfecto, y pase años tratando de aprobar la misma materia. Pero hay un detalle de esta profesora, con el que tendré cuidado, que hizo que siempre la recordara incluso a mis 21 años. Ella dijo algo enfrente de mí, que fue bastante fuerte , me hizo perder las esperanzas sobre todo lo que hice en varios años. Todo lo que hacía, escribía o dibujaba, yo sentía que estaba mal, y solo por una frase que ella dijo sobre mí.

Pero los demás alumnos de mi curso la adoraban, la defendían a muerte, con el pasar de los años entendí que esto no estaba mal. Sí, ella no logro enseñarme nada de su materia, se portó mal conmigo, pero eso fue conmigo. Se llevaba bien con los demás alumnos, simplemente no logro formar una relación alumno-estudiante conmigo. Eso no es culpa de ninguna de las dos.

Mi otra profesora, se llevaba mal con la mayoría de mis compañeros. Cuando pedía opiniones sobre un tema nadie levantaba la mano, excepto yo. Aprobé todos los exámenes con ella, y los demás chicos se sorprendían porque pensaban que era burra por desaprobar las otras materias ¿Cuál fue el truco de esta profesora? Nos daba libertad para analizar los temas, literalmente podíamos decir burradas y ella no nos retaría, solo nos pediría que volviéramos a leer. El problema que creo que tuvo con los demás alumnos, es que ella tenía un aire de seriedad. Que ellos no podían ver que era solo una pared para que no se aprovecharan de la libertad que nos daba.

Todo es cuestión de relaciones, creo que es instintivo, hay profesores que uno ve y directamente desconectamos de ellos. Pero repito no es culpa de nadie. Yo tenía mis problemas personales que no me permitían relacionarme con ellos, aunque la relación alumno-estudiante no pida mucho.

Creo que es natural que en la adolescencia uno deteste el sistema escolar, y que incluso en la adultez se sienta rencor. Me parece mal que algunas personas traten en vez de sanar ese sentimiento, recriminarle a las personas diciéndole “Fue tu culpa por no estudiar” o “Seguro eras un irrespetuoso en clase”. Cada uno vive experiencias distintas en ese sistema.

Esta es solo mi opinión, si alguno de mis profesores lee esto, no pretendo  lastimarlos con esta entrada. Solo quiero expresar mi experiencia en el sistema escolar.

Florencia Saez.

Mi twitter es : @florsaezescribe .

Quiero llorar mi alma fuera de mi cuerpo.

 

No encuentro sentido a mi vida.

Todo parece perdido.

Todo parece no tener sentido.

Esto no es vida.

Mamá, ¿Por qué me hiciste nacer?

 

Alguien por favor arránqueme el corazón.

Porque no soporto como duele.

Quiero llorar en la lluvia.

Pero esta nunca llego.

Así que voy a llorar bajo el sol.

 

Ojala sus rayos evaporen mis lágrimas.

Ojala sus rayos quemen mis ojos.

Así tenga una excusa para parar de llorar.

Porque no sé porque lloro.

 

Nadie me entiende.

Todos me dicen que mire para adelante.

Pero mis ojos están muertos.

Hace tiempo que no ven.

 

¿Estoy en el purgatorio?

Este limbo es eterno.

¿Acaso no saben que merezco el infierno?

Florencia Saez.

Honesta : Alma rota.

Honesta.

Alma rota.

Dos cervezas.

Y no puedo olvidar este dolor.

¿Por qué soy asi?

Me rompo 3 veces en mil pedazos.

No sé qué hacer.

Nada ahoga este sentimiento.

 

Esta sensación de muerte.

De desapego.

De soledad.

¿Qué se supone que debo hacer?

El alcohol no me cura.

No me hace olvidar.

 

No puedo amar a nadie.

Porque nadie me ama.

No quiero ser así.

Quiero despertar.

Quiero morir.

Y renacer.

Quiero amar.

Y renacer.

 

Que se supone que debo hacer.

No lo sé.

Solo tomare otra cerveza.

Hasta olvidar.

Que estoy muriendo.

Que estoy viviendo a medias.

 

A mi alma le faltan sus alas.

Están rotas.

Cuando trato  de moverlas duele.

Estoy atada a la tierra.

Estoy muriendo.

Minuto a minuto.

 

No sé qué hacer para parar este dolor.

¿Acaso tengo que esperar a la muerte misma?

Si disfrutaron el poema por favor comenten y denle like.

Síganme en Twitter : @florsaezescribe .

Honesta : Mamá.

Honesta.

Mamá.

Me quieres como nadie.

Como si fuera un tesoro preciado.

Me quieres como nadie.

Como si fuera tu muñeca favorita.

 

Me cuidas como nadie.

Como si fuera una muñeca de porcelana.

Me cuidas como nadie.

Como si fuera tu canción favorita, que no quieres olvidar.

 

Me miras desde lejos.

Porque me dejas crecer a mi ritmo.

Me miras desde lejos.

Porque quieres que aprenda a levantarme sola.

 

Me cantas canciones.

Porque quieres que baile contigo.

Me cantas canciones.

Porque   quieres que cante contigo.

 

Se que me quieres como nadie.

Se que me cuidas como nadie.

Se que me miras como nadie.

Se que me cantas como nadie.

 

Pero, ¿Cuándo te cantare a ti mamá?

Mi mamita querida.

Si disfrutaron el poema por favor comenten y denle like.

Síganme en Twitter : @florsaezescribe .

Writing about you : Capítulo ocho.

 

Todos sus compañeros de trabajo estaban parados a su alrededor, en un círculo, parecían gigantes, a penas podía distinguir sus rostros. Pero por algún motivo sus voces sonaban claras como si estuvieran a su misma altura.

—¡Puta!

—¡Prostituta!

—¡Te entregaste por dinero!

—¡Sin vergüenza!

Ella entre lágrimas grito :—¡Juro que soy virgen!

Entonces despertó, estaba en el auto de Peter, él la miraba con los ojos como platos.

“Oh, creo que dije eso en voz alta.” Pensó avergonzada la chica, sintiendo como su rostro se enrojecía.

—¿Eres virgen por elección o…?—Preguntó el chico entre medio de carraspeos, evitando mirarla a los ojos.

—Em, hubo ofrecimientos, pero yo, es decir…

—No tienes que aclararlo—Dijo él avergonzado de su pregunta, encendió el auto tratando de distraerse pero ella respondió su pregunta.

—Mis padres me hicieron creer en el amor verdadero, y que el sexo  es una forma de expresar amor. No algo que se hace solo por placer físico. Sé que es tonto, que el sexo puede ser divertido, pero no creo ser capaz de hacerlo con un desconocido—Todo esto lo dijo mirando a través de la ventanilla del auto, viendo como mujeres, hombres y niños caminaban por la acera despreocupados. Ella se sentía a kilómetros de distancia de ellos.

—Eso es un hermoso pensamiento—Dijo el chico mirándola con una sonrisa amable.

Ella se giró a verle antes de preguntarle :—¿Tu eres virgen?

—No, perdí mi virginidad a los 16 con mi primera novia, estaba borracho , a penas recuerdo la mitad de lo que sucedió.

Valeria no dijo nada, al notar su incomodidad él tomo su mano y dijo :—Eso no significa que piense que todos deberían hacer lo mismo que yo, no me avergüenza haber perdido mi virginidad y no recordarlo, y a ti no debería avergonzarte  no  haber hecho lo mismo que yo. Cada uno elige su camino.

—Tienes razón—Dijo ella, posando su otra mano sobre la de él.

—Okay, creo que es hora de que tomemos un café así te despiertes, ¿Qué te parece?—Dijo él terminando el contacto para empezar a manejar por las calles, ella susurro un simple sí.

Pero entonces recordó porque Peter la había venido a buscar en un primer lugar y sintió como la bronca recorría su cuerpo.

—No puedo creer que Franco mintiera sobre eso, ahora todos piensan que soy una puta.

—No debería importarte lo que piensen los demás, tú sabes lo que hiciste o no hiciste, eso es lo que importa. Además, yo te creo, no servirá de mucho pero lo hago—Dijo él girándose un segundo para mirarla con firmeza un segundo.

—Gracias, Peter, por todo.

—No tienes que agradecer nada.

—No, me buscaste cuando te pedí que vinieras, no cualquiera lo haría.

El joven  no dijo nada, solo sostuvo la mano de la chica mientras manejaba.

**

Para su sorpresa, Peter Oro la llevo a una librería. Estaba casi vacía, los pisos alfombrados perfectamente limpios,  los libreros organizados según género y al final un barcito .

Caminaron hasta el bar, ella se sentó mientras Peter hacia el pedido, pero antes de volver a la mesa, el rubio tomo un libro de uno de los libreros.

Se sentó enfrente de ella y le paso el libro.

—Romeo y Julieta—Leyó ella en voz alta. Sintió un calor expandirse por su pecho, ese era su libro favorito, ¿Cómo podría él haberlo adivinado? Miro a Peter, quien le sonrió.

—Creí que podríamos leerlo juntos—Propuso él, ella sintió para abrir  el libro, y leer  el primer párrafo en voz alta.

En la hermosa Verona, donde colocamos nuestra escena, dos familias de igual nobleza, arrastradas por antiguos odios, se entregan a nuevas turbulencias, en que la sangre patricia mancha las patricias manos. De la raza fatal de estos dos enemigos vino al mundo, con hado funesto, una pareja amante, cuya infeliz, lastimosa ruina llevara también a la tumba las disensiones de sus parientes. El terrible episodio de su fatídico amor, la persistencia del encono de sus allegados al que sólo es capaz de poner término la extinción de su descendencia, va a ser durante las siguientes dos horas el asunto de nuestra representación. Si nos prestáis atento oído, lo que falte aquí tratará de suplirlo nuestro esfuerzo.

Valeria Pérez paro de leer para ver si él la escuchaba, el rubio tenía sus ojos cerrados como si estuviera comiendo un delicioso pastel, ella siguió leyendo la obra con una sonrisa.

**

Peter se estaba enamorando, podía sentirlo en la forma en la que la voz de Valeria lo calmaba. Como su voz incendiaba su pecho quemando todos los amores de su pasado, para plantar uno nuevo en su corazón.

Había dejado de prestar atención a lo que leía, y solo escuchaba el timbre de su voz, con cada párrafo que leía se acercaba cada vez más a ella, hasta que sus hombros se rozaban. Y cuando Valeria paro de leer y lo miro a los ojos, él elimino la distancia entre ambos con un beso.

Ella se quedó helada en el lugar en un primer momento, pero luego cerro sus ojos y amplio el beso. Rodeando su cuello con sus brazos, y él enredo sus manos en el cabello de la chica.

Era el beso perfecto, el primer beso de amor puro de Valeria, si se había besado con Peter antes pero sabía que nadie ni nada lograría superar el  contacto que compartían ahora. Quizás eran las palabras románticas de William Shakespeare que habrían logrado ese efecto, no importaba. Quedaría grabado en su corazón hasta el final de su vida.

Pero entonces un grito hizo que ambos se separaran, y Valeria se preguntó si todos sus besos con Peter serian interrumpidos con un beso, pero esta vez no era Franco quien gritaba, sino Julián. Bueno Franco estaba detrás de Julián, él siempre estaba presente en sus besos de una forma u otra.

—¡¿En serio elegirás a este rubio idiota?!—Preguntó Julián.

—Serás descarado—Empezó Valeria, alejándose de Peter para enfrentarse a Julián cara a cara—Vos dijiste que no querías nada conmigo.

—Quizás cambie de opinión—Admitió el moreno, y detrás de él,  Franco se tapó la cara.

—Es demasiado tarde, Julián, ya no sos mi chico perfecto—Luego de que la castaña dijera esto, Peter la tomo de la mano haciendo que dejara de mirar al moreno, y le hablo.

—Pagare la cuenta y podremos irnos de aquí—Ella le sonrió viendo cómo se alejaba hasta la barra donde todos los mozos estaban preparando las bandejas. Valeria Pérez se giró a mirar  los dos chicos que pretendan robar su corazón, y les hablo con dureza.

—No sé qué se les paso por la cabeza a ustedes para seguirme hasta aquí, pero están perdiendo su tiempo. Franco, nunca me gustaste, y tu Julián, la verdad es que mi corazón ya no te pertenece.

—¿Vamos?—Preguntó Peter que ya había regresado.

Ella enredo su mano con la del rubio, y la siguió hasta fuera de la librería.

Si disfrutaste el capítulo por favor comenta y dale like.

Mi Twitter es : @Florsaezescribe .

Nota final de la autora.

 

Oficialmente termine con esta pequeña novela, le di los dos finales posibles. Depende de ustedes decidir cuál seguirán. Pero hay algo que quiero aclarar, que lo hice al principio, pero por el final B quizás tengan dudas de nuevo.

Bajo ninguna circunstancia, creo y promuevo este tipo de relación. Creo que Luna Camaro es inmadura, y Juan Pablo se alimenta de eso, no hay duda alguna. Alejándola de su familia y amigos, para escapar a un lugar donde nadie los conozca y juzgue. Esa es la realidad.

Son felices, pero lo que Luna sacrifico en su adultez le pesara.

Quizás si se hubieran conocido en otra etapa de la vida de Luna todo sería distinto, pero no es el caso.

Espero que hayan disfrutado la novela.

Florencia Saez.

Mi twitter es :  @florsaezescribe  .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora